Anticiparse a los nuevos cambios sociales, emocionales y profesionales es tan necesario como complicado, especialmente cuando hablamos de la educación de nuestros hijos. Por eso, los pasos que demos dar deben ser firmes y fundamentados.  Nuestros  objetivos planteados para la  comunidad educativa en la próxima década son: 

 



1. Facilitar e inspirar el aprendizaje de los alumnos y su creatividad.

2. Diseñar y desarrollar experiencias y pruebas propias. 

3. Modelar sistemas de aprendizaje y de trabajo de la era digital.

4. Promover y modelar la ciudadanía y responsabilidad.

5. Motivar un crecimiento profesional y liderazgo.